Paseo 1 – Oroz Betelu / Olaldea / Oroz Betelu

Salida por Ekai y vuelta por Iturristía
Tiempo: 3h 30’

Salimos del centro del pueblo para cruzar el Irati por el puente en dirección a Azparren y al finalizar el mismo, a mano izquierda cogemos la senda junto al río.
Durante unos 5’ caminaremos junto al río pasando a la altura de la central eléctrica y poco después la piscina fluvial. La senda muy nítida va paralela junto al río hasta llegar a la altura de la fábrica de muebles, al otro lado del río.
Antes de llegar a rincón donde fluye el agua de la regata de Eka, la senda se cierra debido al espeso bojedal. Ahora bien, antes de entrar en la zona cerrada debemos observar detenidamente la otra parte del barranco: en el alto vemos la línea del tendido eléctrico que va a Olaldea y en concreto un poste doble de cemento al que nos dirigiremos al cruzar la regata por alguna de las sendas, muy difusas, que tire ligeramente a la derecha. Iremos subiendo la ladera sorteando la maleza que a veces nos cierra el paso.

Una vez lleguemos al poste doble de cemento, iremos dirección Este unos pocos metros hasta localizar el camino, al principio zona de tufarro y luego se hace muy evidente, sigue la dirección del tendido eléctrico. Es un tramo limpio que denota que en su tiempo fue muy utilizado.
Este camino llega al izkorte que cierra el campo de Zubiate donde hay una borda derruida. Unos 10m antes de llegar al izkorte, la senda continúa de frente penetrando en el tramo más impracticable de la travesía debido a la suciedad del terreno acrecentada por el hecho de que al haber limpiado la línea, con las ramas del arbolado se ha tapado parte del camino.

El primer tramo discurre llevando a nuestra derecha el muro de piedra del campo de Zubiate hasta ir a dar con uno de los postes de la línea.
Del poste anterior seguimos la “calleja” de la línea hasta toparnos con este poste doble. A nuestra derecha, la espesa vegetación impide transitar. Sin embargo, por encima de los saches o piornos, a nuestra derecha, veremos el bosque con grandes robles y hayas. En esa dirección, podemos buscar el piso de una pequeña senda que nos lleve a una gran piedra junto a unos robles. La senda nace junto al poste en el punto en el que el tendido eléctrico desciende a Olaldea. En el primer tramo la senda es estrecha, para abrirse después y discurrir unos 4 metros por encima de la línea, hasta que de nuevo nos tropezamos con un poste de hierro.
La senda nos conduce al alambre habiendo superado la parte más complicada del paseo. Junto a la langa, un poste doble de cemento y al lado una gran piedra junto a un roble centenario, abriéndose a nuestros pies el vacío que desciende hasta el poche cerca del cauce del río Irati. Estamos en Aradengo Ataka. En este punto nace una pequeña cordillera que nos llevaría hasta Aradén.

Apenas unos 10 metros nos separan del hayedo donde hay ejemplares enormes. Veremos la calleja de la línea que desciende hacia Olaldea. En el mismo hayedo a la derecha de la calleja nace una pista, a veces tapada por la vegetación, que desciende directamente a Olaldea.
La pista se convierte en senda para cruzar un enorme pedregal.

Una vez en el cruce, descendemos bien por la pista o por el alcorce hasta el puente por el que cruzamos el río, para subir por unas escaleras a la Iglesia de Olaldea. Aparecen en ese momento unas marcas amarillas y blancas que nos llevan hasta el depósito en el camino a La Corona.
Una vez en el depósito giramos a la izquierda para llegar en pocos metros a la puerta del cementerio donde nace el camino de Iturristía, camino que tradicionalmente unía Olaldea con Oroz.

Justo en el punto donde el camino llega al pedregal, se produce la confluencia con el camino, paralelo al que traemos, que por la parte superior viene de Casa Aróstegi. Al final del pedregal, atravesamos un izkorte y poco después un pequeño morro rocoso desde el que tenemos una bonita visita sobre el barranco de Iturristía y la propia carretera.

A la izquierda del camino sobresale una gran piedra que se cuelga sobre el vacío y en la que merece la pena detenerse para disfrutar de una bonita visita sobre Olaldea.

Un rincón realmente bello con una piedra a modo de puente sobre las aguas, que según los de Oroz, son las mejores del pueblo. A partir de aquí la senda avanza trepando entre piedras para hasta colocarse en lo alto.
Estamos en la cresta que sube hacia Meniurru. A partir de aquí, todo será bajar. La senda desciende limpia hasta que damos vista al pueblo. Se trata de seguir bajando hasta la granja buscando el sendero que ha sido limpiado por varios vecinos del pueblo en auzolan, tirando ligeramente a nuestra derecha.
En vez de bajar por la carretea, lo podemos hacer siguiendo un camino por la derecha de la granja, entre huertas, hasta llegar al pueblo.

** Información extraída del cuadernillo de rutas preparado por Txema Arenzana.