Robledal de Betelu / Robledal de Betelu

El robledal de Betelu es uno de los bosques de mayor interés en Europa y el más importante de toda la Península Ibérica en su especie.

El árbol que predomina es el roble albar, aunque se trata de un bosque mixto en el que encontramos mucho haya, abedules, castaños, cerezos silvestres y un abundante sotobosque de boj.

robledal_BeteluEl citado robledal está encajado en medio del “domo” de Oroz-Betelu, y el terreno es de la época primaria. El roble surgió en esta zona hace más de 7.000 años, mientras que el haya lleva 3.000. El haya, sin embargo juega con ventaja, ya que el roble que se originó en una época más lluviosa y templada, y ha tenido que adaptarse a cambios más radicales de temperatura.

Los robles dominan en la parte baja del monte, cerca del río Irati ya que al roble le gusta tener los pies mojados y la cabeza seca. Este terreno se encharca fácilmente por ser ácido y drenar mal, y por ello es óptimo para el roble. Sin embargo el haya, resiste la presión y está presente en zonas más altas, a partir de los 600-700 metros de altitud.

Son 4 pueblos los que comparten este bosque tan especial; Oroz-Betelu, Garralda, Aribe y Garaioa.  Al bosque se puede acceder fácilmente desde cualquiera de ellos.

Desde Olaldea, parte un camino que conduce hasta Aribe-Garaioa. Antiguamente, este camino era frecuentado por los habitantes de la zona que solían ir a por leña, a hacer carbón o a trabajar en las minas de hierro de Olaldea, y aún hoy se observan las bocas de las sendas en las que se encontraban las casetas de los trabajadores, que han ido tapándose con la densa vegetación. No es necesario caminar durante mucho tiempo para comenzar a observar robles por la senda principal.robledal_betelu2

Es un espacio natural muy bien conservado, ya que en esta zona nunca hubo demasiada presión sobre aprovechamiento intensivo de bosque, por la dificultad de acceso y por la existencia de otras áreas cercanas en la zona más interesantes, desde el punto de vista de aprovechamiento maderero. A esto, hay que añadir factores más recientes; caída del precio de la madera, retroceso demográfico, cambio en las formas de vida,…

Estos aspectos favorecen hoy más que nunca la recuperación del bosque.

 Actualmente se está desarrollando una actividad conjunta por parte de los 4 ayuntamientos para impulsar el desarrollo del mismo desde el punto de vista de interés general y sobre todo turístico, en pro de una diversidad y sostenibilidad económica del área. Este plan conjunto pasa por la recuperación de los antiguos caminos (en “auzolan”), balizado de los mismos, e incluso la posibilidad de lanzar una marca de roble local.

“Lur Geroa”, empresa de consultoría e ingeniería ambiental, es quién está ayudando técnicamente a estos ayuntamientos en la redacción de un proyecto de Ordenación Forestal, ya que se considera crítico garantizar la supervivencia de la zona, para conservar la Biodiversidad y el rico Patrimonio Forestal que atesora. Se ha solicitado formalmente a la Sección de Gestión Forestal del Gobierno de Navarra la redacción del citado proyecto de Ordenación Forestal, conjuntamente con los interesados.


Lugares de interés